Restaurante Andrea Tumbarello by Hotel Indigo

Desde mayo 2014, el chef-empresario Andrea Tumbarello ha apadrinado un nuevo local en el centro de Madrid de la mano del Hotel Indigo a un paso de la Gran Vía.

Y es que muchas cadenas hoteleras han decidido apostar fuerte por la gastronomía, hasta el punto de que muchos de los mejores restaurantes españoles se encuentran en establecimientos hoteleros (véase Kabuki en el Hotel Wellington, Ramón Freixa en Hotel Único…)

Por otro lado  también son muchos cocineros que, en tiempos de crisis,  prefieren apostar por la seguridad que les proporciona trabajar para uno de estos hoteles, en lugar de lanzarse a su propia aventura. En otras ocasiones, los chefs de primera fila aportan su nombre y su prestigio como asesores gastronómicos (véase Paco Roncero en NH,   Martín Berasategui  en la cadena Silken, … o  el caso que nos ocupa, Andrea Tumbarello en el Hotel Indigo).

 

IMG_20140926_153932

 

 

QUIEN ES ANDREA TUMBARELLO.-

Pocos habrán que no conozcan a Andrea Tumbarello porque es un personaje que se prodiga en televisión, radio y prensa.  Este siciliano de cincuenta años llegó a España en 1989, se enamoró de una española y terminó quedándose a vivir aquí y abandonó su carrera como economista en Milán.

El punto de inflexión llega una noche de 2005 en la que acude a cenar por primera vez al restaurante Don Giovanni, situado a unos metros de su casa en Madrid. Sorprendido por la mala calidad de la pasta que había pedido, solicita hablar con la dueña.  A pesar de no haber trabajado nunca como cocinero acaba haciéndose con los mandos del restaurante.

Comienza como cocinero ofreciendo menús económicos hasta que un día discute con unos clientes sobre la calidad de los productos que se sirven en su restaurante y desde ese momento cambia de concepción, Don Giovanni pasa a tener una carta de precios altos y productos de calidad. Y la apuesta le sale bien.

 

Andrea

 

De personalidad arrolladora, pasa más tiempo en el comedor hablando con los clientes que en la cocina.

La trufa es su seña de identidad, presente en muchos de sus platos.

Su formación empresarial pronto le lleva a ampliar el negocio abriendo sucursales de Don Giovanni en varias ciudades españolas o asesorando gastronómicamente otros locales.

Además tiene su línea de productos (aceites, salsas, …)

 

EL RESTAURANTE ANDREA TUMBARELLO.-

Ubicado en la primera planta de un céntrico y moderno hotel, muy cerca de la Plaza del Callao,  se accede por el interior del hotel, atravesando la recepción ya que no tiene acceso directo desde la calle. Un poco incómodo y creo que una de las causas de que no acabe de despegar.

Viernes, 15 horas, dos mesas ocupadas, incluyendo la nuestra. Compartimos sala tan sólo con una pareja, pobre asistencia para un restaurante céntrico con el asesoramiento gastronómico y el nombre de Andrea Tumbarello.

La sala es muy luminosa, mucho cristal, decoración en tonos claros, con predominio del blanco, buena separación entre mesas, todo muy correcto.

En mi opinión , la omnipresente imagen de Tumbarello hasta en la sopa es un tanto exagerada. Y es que su firma, su silueta, las gafas, su nombre,…  está presente en las botellas de aceite, en la carta, en las escaleras, en la fachada, en los platos, en las ventanas, en los frisos, y en todas partes (mires donde mires en cualquier momento de la comida ves un Tumbarello acechándote).

 

 

Servicio joven y muy amable.

Se puede prolongar la sobremesa tomando una copa en la agradable terraza de la planta 11 junto a una pequeña piscina (Gin Tonics a 10-12 €).

 

IMG_20140926_173929

 

LA CARTA DEL RESTAURANTE.-

 La carta tiene muchos de los platos que puedes encontrar en el Don Giovanni original. Se basa en cocina italiana con las sugerencias y creaciones habituales de Andrea. Entrantes, ensaladas, risottos, pastas, pizzas y algún plato de carne. Nada de pescados. Las pastas y pizzas sobre los 15-20 euros y sus platos más representativos algo más. También aquí tenemos presentes sus famosas trufas.

Media docena de postres a un precio estándar de 8 euros.

Hay menú infantil (12 €) con tres opciones.

Carta de vinos bastante amplia, aunque sorprende que no haya demasiados italianos y que los que hay sean exageradamente caros. Entre los españoles hay opciones de precio razonable como algún verdejo a 12 €, un Cune de Rioja a 15 €, …

El nivel de precios, en general  es algo alto.  Usan el viejo truco de cobrar 3  € por persona, en concepto de cubierto, las bebidas son caras:  Un tercio de Alhambra 4,5 €, cafés a 3 €,  postres todos a 8 €… Todo esto hace que la cuenta final se dispare, pero (no se por cuanto tiempo) tiene una oferta de El Tenedor del 40 % de descuento, lo cual hace más interesante la visita.

 

MI EXPERIENCIA.-

 Como entrante –aperitivo sirvieron la  típica mortadela siciliana, habitual en todos los Don Giovanni , un detalle que cobran a 3 €/ persona.

 

De primero, compartimos los entrantes más emblemáticos:

 

* Huevo millesime (yema de huevo de corral, caviar de trufa, láminas de trufa y crema de boletus y trufa) – 22 €

IMG_20140926_160939

 

Posiblemente éste sea el plato más emblemático de Tumbarello y está realmente bueno.  Se sirve en un recipiente en el que se mezcla la yema con la salsa y se acompaña de focaccia para hacer barquitos en la salsa. No es barato, pero la trufa es lo que tiene. Nos encantó a todos y diría que es el plato imprescindible que no debes perderte (salvo que no te guste la trufa).

 

* Burrata pugliese (mozzarella fresca con aceite de oliva, pimienta, orégano, tomates cherry y salsa picante) -14 €

IMG_20140926_160947

 

Literalmente, burrata en italiano significa “mantecoso”, se trata de un queso fresco de leche de vaca (en esto se diferencia de la mozarella que se elabora con leche de bufala). Está muy buena, simplemente acompañada de un poco de aceite de oliva.

La salsita con la que la acompañan, una especie de salmorejo,  está buena pero prescindible; en mi opinión no aporta nada a la burrata.

Es un buen plato en cuanto a la materia prima, pero con poca elaboración por parte del cocinero. De los que puedes preparar en casa, prácticamente igual comprando la burrata en una tienda y añadiendo aceite de oliva. Por ejemplo, puedes encontrar una burrata excelente para tomar en casa en Mantequería Alonso que está en el Mercado de Chamartín en Madrid.

 

* Melanzane alla parmiggiana (Berenjenas con tomate, mozzarella y parmesano) – 14 €

IMG_20140926_161151

 

Correcta, un plato que no falta en los restaurantes italianos. De los primeros fue el que menos me entusiasmó, quizá por su falta de originalidad.

 

Como principales, pude probar:

 

* Tortelli de bogavante, con gambas, calabacín y nata. -17 €

Uno de los platos de pasta rellena. A pesar del aspecto contundente que le confiere la nata, es un plato bastante ligero, nada pesado, el bogavante le da un sabor espectacular.  Muy recomendable.

IMG_20140926_162746

 

* Spaghetti alla carbonara l’originale. Con guanciale, yema de huevo, pimienta y queso pecorino. -14 €

IMG_20140926_162735

 

Recuerdo que a un compañero originario de Roma se le hinchaba la vena del cuello del rebote que se pillaba cada vez que veía elaborar una carbonara con nata y es que la “original” se elabora vertiendo sobre la pasta recién hecha con el guanciale (el bacon italiano) una mezcla de yema de huevo y pimienta en crudo ya que el propio calor de la pasta es suficiente.  Esta es la receta que propone Tumbarello, pero personalmente fue el plato que menos me gustó, tanto por el punto de la pasta (demasiado dura para mi gusto) como por lo escaso del guanciale e incluso me pareció que faltaba huevo. Muy decepcionante, los he probado mucho mejores en restaurantes turísticos de Roma fieles a la receta original.

 

Finalmente compartimos como postres:

 

* Torrija de panettone con helado de queso mascorpone con higos (8 €)

 

 

Con mucho el mejor de los postres, por ponerle un pero, caramelizando un poco más la torrija para que estuviese algo más crujiente por fuera lo bordarían.

El helado muy rico, para tomarse un bol lleno.

 

* Tiramisú (8 €)

IMG_20140926_171027

 

Servido en un vasito, no me convenció, porque sí es original y está bueno, pero no es un tiramisú sino una especie de natillas.

 

* Mousse de queso con miel de trufa. (8 €)

IMG_20140926_171003

 

Pues sí también hay trufa en los postres, servido en tarro de yogur está bueno sobre todo por el aroma que le da la trufa, pero caray 8 € por un yogur!

 

CONCLUSIÓN.-

No es un mal restaurante, aunque le perjudica su ubicación en el interior del hotel y sin acceso directo desde la calle. La prueba es que un viernes sólo hubiese dos mesas ocupadas. El Huevo Millessime por si mismo justifica una visita. Me queda en tareas pendientes probar las pizzas para tener una visión más global de la cocina. Mucho mejor las pastas rellenas que las frescas para mi gusto. En cuanto a precios, con la oferta del Tenedor son razonables, sin ella  me parecerían altos para lo que ofrece.

 

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Todos los contenidos de esta obra (texto, imágenes, audio y vídeo) están bajo una licencia internacional Creative Commons Reconocimiento 3.0 salvo cuando se indique lo contrario.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline