Casa Gades: Desaprovechar el negocio de los Cofre Experiencia

No hay duda que uno de los regalos estrellas estas navidades han sido los cofres experiencia, tipo Smartbox, Dakotabox, Wonderbox, La Vida es Bella, …

 

Un cofre experiencia no es m√°s que una peque√Īa caja de dise√Īo atractivo pensada para ser regalada y que permite a qui√©n la recibe elegir una de entre un completo cat√°logo de diversas actividades para disfrutar cuando uno lo desee. En nuestro ejemplo, uno de estos tipos de cofres puede ser canjeado por una cena en una serie de restaurantes: qui√©n reciba la caja puede elegir en qu√© restaurante cenar y qu√© d√≠a hacerlo.

 

Las cajas o cofres experiencia incluyen en su interior dos elementos:

 

Un libro-guía donde se detallan las opciones de que disponemos para disfrutar del regalo recibido: descripción, ubicación y unas fotografías del lugar o la experiencia.

 

Una hoja que incluye un código o un cheque para canjear por la actividad elegida, bien llamando a la central de reservas de la empresa que fabrica el cofre  o contactando directamente con el hotel, restaurante o lugar elegido, donde entregaremos dicha hoja o cheque al realizar la correspondiente actividad.

 

Personalmente los encuentro una idea brillante  puesto que cada vez es más difícil hacer un regalo a precios ajustados a alguien. Aunque es necesario tener en cuenta que, en principio,  no son un producto orientado a las ofertas o los descuentos en precio de su contenido. Normalmente no vamos a encontrar dentro del cofre actividades que sean más baratas que si las contratamos nosotros directamente. La idea del cofre es ofrecer un abanico de actividades variadas de la misma temática base para que el cliente escoja una y decida cuándo disfrutar de ella, pero los precios están muy ajustados y rara vez mejoran la oferta de la propia actividad contratada por separado.

Por ello, algunos cofres pueden ser decepcionantes si no leemos la letra peque√Īa: no podemos esperar que un restaurante donde el men√ļ vale cien euros ofrezca cenas en un cofre a mitad de precio. Lo normal es que en el caso de las cenas se incluyan men√ļs especiales cerrados, que no coinciden con los normales de degustaci√≥n.¬† Pero tambi√©n pueden suponer una oportunidad para algunos restaurantes para atraer clientela que no hubiese acabado en ese local sino lo hubiesen localizado en el libro gu√≠a.

 

En fin, al grano. Aprovechando la oferta de canje de puntos de la tarjeta Iberia por cofres de la Vida es Bella me autorregal√© uno denominado “experiencias Gourmet”.

 

Tras revisar los restaurantes incluidos en el libro gu√≠a me decid√≠ por uno que no conoc√≠a “Casa Gades”.

 

 

CASA GADES

Conde de Xiquena, 4

Telefono:  91 531 26 37

 

 

 

Casa Gades es un peque√Īo restaurante situado entre la zona de Chueca y el Paseo de Recoletos y ese puede que sea su problema, est√° entre dos zonas sin estar realmente en ninguna. Por eso, en principio, incluir su nombre en el libro gu√≠a de un cofre experiencia le ayuda a conseguir una mayor visibilidad y a captar clientes que no acabar√≠an por all√≠ de motu propio.

 

El local en dos alturas tiene diferentes salas, decoraci√≥n moderna y variada y m√ļsica de fondo a volumen un tanto alto para mi gusto.

 

Su especialidad es la cocina italiana, sobre todo pizzas y pastas, bajando un tanto la calidad de su cocina cuando optas por otros platos.

 

El servicio, malo. Hay un punto en el que lo informal se transforma en falta de educaci√≥n, un tanto¬† “donde hay confianza, da asco”. Camareros que desaparecen, bebidas que no llegan, esperas interminables entre plato y plato,¬† …

 

Qué comí.-

 

Aperitivo:

 

Salmorejo con jamón

Servido en copa de cava, la presentaci√≥n es muy original, pero ten√≠a un par de peque√Īos problemas: Primero que el salmorejo es una “sopa fr√≠a” que pierde bastante si se sirve calentorro y segundo, la copa “flauta” es demasiado estrecha para tomar el salmorejo utilizando cubiertos. Si a esto a√Īadimos que me dieron una cucharilla de caf√© demasiado corta como para llegar al fondo de la copa, Misi√≥n Imposible. Peor fue el tema para mi acompa√Īante a quien le dieron una cuchara sopera demasiado gruesa para entrar dentro de la copa. En definitiva no pudimos tomarnos el salmorejo, pero nos echamos unas risas en el intento.

 

Entrantes.

 

Foie con mermelada.

Ya sab√©is que no hay restaurante de cocina creativa que se precie que no incluya un plato de foie en su men√ļ degustaci√≥n. Casa Gades, no iba a ser menos. De su versi√≥n de este plato os puedo dar la receta: se va a Mercadona, se compra un paquete, se quita el pl√°stico y se sirve. Vale, no est√° malo, pero demasiado simple.

 

Croquetas de Jamón.

Aparentemente caseras, correctas sin m√°s.

 

Milhojas de alcachofa y queso de cabra

Bastante m√°s elaborado, pero si no te gusta la alcachofa, como es mi caso, poco se disfruta.

 

Ensalada de la Casa.

Prodigio de originalidad, lechuga, tomate, cebolla y sanseacabo.

 

Principal.

 

Lasa√Īa vegetal.

Plato flojo tirando a muy flojo. No os lo aconsejo, salvo que se√°is veganos.

 

Ravioli rellenos con salsa de trufa.

La salsa muy intensa y sabrosa si te gusta el sabor que la trufa le da a los platos, en cambio los raviolis simplones. Un detalle que no me gust√≥ nada, el principal del men√ļ en¬† principio era un entrecot, pero se hab√≠an agotado. hasta aqu√≠ uno puede ser comprensivo, pero a condici√≥n de que te cambien el plato por uno similar, sustituir un plato de carne por uno de pasta me parece desafortunado.

 

Postre

 

Brownie

Reseco, bastante flojo.

 

Como conclusi√≥n, Casa Gades me pareci√≥ un sitio decepcionante, han sido h√°biles promocion√°ndose en cofres experiencia y webs de descuento para captar clientela, pero no cuidan a sus clientes. La calidad es mediocre y el servicio malo. Captar clientes de usar y tirar es la pol√≠tica que est√° causando que muchos restaurantes cierren y no √ļnicamente la crisis.

 

 

 

 

 

 

 

Related Posts with Thumbnails

3 thoughts on “Casa Gades: Desaprovechar el negocio de los Cofre Experiencia”

  1. Ja, ja, ja. ¬°No te lo vas a creer!

    El s√°bado pasado fuimos all√≠ a lo mismo que t√ļ: a probar el men√ļ ese del pack de La Vida es Bella (aunque creo que mi pack era distinto).

    El caso es que tuve menos suerte que t√ļ.

    Llegamos, nos sentaron en una mesa. Entregamos la tarjeta del pack y al cuarto de hora, aproximadamente, vino una camarera y nos indicó que esa tarjeta no era válida y que no nos podían servir la cena si no la pagábamos. Le contestamos que no podía ser porque habíamos recibido una llamada de La Vida es Bella el día anterior confirmando que todo estaba correcto. Toda esta conversación fue escuchada por las mesas de al rededor con el consiguiente bochorno por nuestra parte porque la camarera no hacía más que decir que la tarjeta no era válida.

    Nos tuvimos que levantar de la mesa (con el consiguiente cuchicheo por parte de las personas de las mesas de al rededor) y nos dirigimos a la parte de abajo del restaurante donde, tras hacernos esperar un rato porque el ordenador “no iba bien”, nos hicieron pasar detr√°s de una barra y nos mostraron como, al meter en la web de La Vida es Bella el c√≥digo de reserva y el de rasca, les sal√≠a un mensaje diciendo que ese c√≥digo ya estaba usado.

    Tras ese bochorno, cerca de las 23:00 nos vimos en la calle con un gran cabreo y sin haber cenado.

    El lunes me puse en contacto con La Vida es Bella (antes no daban se√Īales de vida por ning√ļn medio, ni por Twitter) y me dijeron que se trataba de un “malentendido” sin dejar claro si fue problema del restaurante o de La Vida es Bella.

    Eso sí, me han dicho que me van a mandar un pack superior. Estoy esperándolo.

  2. Me temo Rafa que con los cofres experiencia acabar√° pasando como con los talones de hoteles, la idea es buena, pero a poco que el due√Īo del negocio (hotel, restaurante, spa, o lo que sea) vea que tiene clientes suficientes por m√©todos “tradicionales”, empezar√°n a poner pegas a los que reserven v√≠a cofre experiencia y se acabar√° el invento.
    En tu caso (corrígeme si me equivoco) creo que tu cofre fue un regalo promocional de alguna empresa a la que debieron dar gato por liebre. No parece que la culpa fuese del restaurante aunque deberían haber resuelto el problema o malentendido de otra forma.
    En el nuestro, el problema lo tiene directamente el restaurante al que parece que fidelizar y dar buen trato al cliente que le llega vía cofre experiencia se la trae floja.
    Un abrazo.

  3. La verdad es que esto de los cofres es una idea estupenda, y seguro que efectivamente han sido el regalo estrella de estas pasadas Navidades. A mí me regalaron uno, aunque en mi caso fue para una sesión de spa. XD

Deja un comentario

Todos los contenidos de esta obra (texto, imágenes, audio y vídeo) están bajo una licencia internacional Creative Commons Reconocimiento 3.0 salvo cuando se indique lo contrario.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.plugin cookies

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline