Los participios activos y el lenguaje no sexista

Refiriéndose a una mujer, ¿qué palabra es correcta “presidente” o “presidenta”?

Aquellos que hayan contestado, “por supuesto presidenta”, imagino que no verían ningún problema si se topasen con una noticia como esta:

La cantanta fue agredida por una estudianta adolescenta integranta de una banda independienta. La atacanta fue detenida y la sufrienta pacienta falleció y su cuerpo descansa en la capilla ardienta existenta junto al hospital.

Qué gilipollez, ¿no?

Pues la lucha por el lenguaje no sexista en ocasiones lleva a absurdos derivados de la incultura y del mal uso del lenguaje castellano.

En español existen los participios activos como derivados verbales: Como por ejemplo, el participio activo del verbo atacar, es atacante (el que ataca); el de sufrir, es sufriente (el que sufre); el de cantar, es cantante (el que canta); el de existir, existente (el que existe); etc.

La diferencia de género la marca el artículo determinado: el cantante o la cantante, el atacante o la atacante, etc.

¿Cuál es el participio activo del verbo ser?: El participio activo del verbo ser, es “ente“. El que es, es el ente. Tiene entidad. Por esta razón, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se le agrega la terminación ‘ente’.

Por lo tanto, la persona que preside, se le dice presidente, no presidenta, independientemente de su género.

Se dice estudiante, no estudianta. Se dice adolescente, no adolescenta. Se dice paciente, no pacienta. Se dice comerciante, no comercianta…

Se trata de hablar correctamente, no de discriminar. Lo importante es tratar de orientar a la sociedad hacia un cambio de mentalidad y actitudes y que las mujeres tengan las mismas posibilidades que los hombres en todos los ámbitos. Ponerse a discutir sobre el lenguaje, me parece perder el tiempo y alejarse del verdadero problema.

Related Posts with Thumbnails

4 thoughts on “Los participios activos y el lenguaje no sexista”

  1. Cuánta razón tiene esto. O si no, habría que decir también taxistos y taxistas, o machistos y machistas, por ejemplo. Puestos a decir tonterías…

  2. Pingback: Bitacoras.com
  3. Qué buena explicación, como si quien escribe estuviera relacionado/a con la docencia… Me ha encantado lo de el participio de ser… no lo sabía…
    Yo soy profe de inglés, y amante de las palabras, tanto de su forma (escrita u oral) como de su significado, y me encanta saber la etimología de nuestros vocablos. ¿”Etimología -por cierto- tendrá algo que ver con historia”? Porque puede que “históricamente” el participio de presente no tuviera género en latín (¿qué les importaba eso a los romanos, si ellos nunca iban a tener a una presidenta?). Pero si las palabras tienen historia, es porque están vivas y evolucionan a través de los SIGLOS para adaptarse a los cambios en las personas que las hablan. Yo estudié latín, y me apasionaba. Pero los que hablamos el español en el siglo XXI necesitamos palabras que nombren a nuestras mujeres presidentes, para que, al nombrarlas, todos/as sepan que existen. ¿O es que acaso existe lo que NO ES NOMBRADO?

  4. Gracias por tus comentarios, Angi. Para mi lo importante en el siglo XXI es que haya mujeres con la valía suficiente para ser presidentes, ministras, jueces … y no si es más correcto ortográficamente presidente o presidenta. Un saludo.

Deja un comentario

Todos los contenidos de esta obra (texto, imágenes, audio y vídeo) están bajo una licencia internacional Creative Commons Reconocimiento 3.0 salvo cuando se indique lo contrario.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline