Diez tapas típicas sevillanas y donde probarlas.

Además de su atractivo cultural, Sevilla es una excelente ciudad gastronómica. La cultura del tapeo se se disfruta desde siempre, la posibilidad de consumir tapas y raciones pequeñas, hace de la visita al bar o restaurante una gran experiencia. Las tapas más típicas de Sevilla siguen siendo la elección más popular entre vecinos y visitantes. Con dos o tres tapas por comensal, saldrás comido o cenado del bar y la cartera sin vaciar.

Entre tantísima variedad de restaurantes, bares y abacerías que hay en esta ciudad, elegir un ranking o hacer una selección con las tapas imprescindibles y los mejores sitios para comer en Sevilla puede resultar bastante atrevido. Pero bueno, aún así, me arriesgo tras realizar un concienzudo estudio de campo y os presento un top ten de tapas típicas y donde probarlas entre los bares y restaurantes más famosos de Sevilla.

 

Sevilla01

 

 

1 – Serranitos

Bocadillo muy completo que resucita a un muerto. Se toma caliente, con su filete de lomo a la plancha, su pimiento verde frito, su buena loncha de jamón serrano, sus rodajitas de tomate natural… y a disfrutarlo.

 

Mesón Serranito (C/ Alfonso XII, 9)

 

El nombre del bar ya nos deja claro que el serranito es la especialidad de la casa, presumen de ser quienes lo patentaron. El tamaño de los platos es XXL.

 

2- Solomillo al whisky

Curiosamente, en muchos lugares, el whisky no es el licor que se utiliza para elaborar este solomillo, sino el coñac, lo cual confiere un sabor particular, con carácter y exquisito, a la ya de por sí sabrosa carne del solomillo de cerdo de estas tierras.

 

Bar Casa Eme (Calle Puerta Osario 5)

 

Lugar pequeño, encantador y apartado de las rutas turísticas habituales. Vale la pena acercarse para probar su mítico montadito de solomillo al whisky, para muchos el mejor de Sevilla. La salsa tiene un gusto deliciosamente indescriptible, con el punto justo de whisky, el punto exacto de limón y un saborcillo a ajo frito…

 

3- Albondigas de choco

El choco es como se llama en el sur a lo que ten otras regiones se conoce como jibia o sepia. Las albóndigas de pescado no son tan comunes como las de carne, pero sí en el sur, donde son bastante típicas. Estas albóndigas son un exquisito sabor de la mar. Se elaboran bolas con el ingrediente principal, harina, huevo, ajo y perejil, se fríen y se guisan después en una salsa que suele llevar vino blanco, verduras y caldo de pescado.

 

El Postiguillo (C/ Dos de Mayo, 2)

 

Un excelente sitio para probar esta tapa, situado en el barrio del Arenal, la zona con más vida en las calles de Sevilla. En plena zona monumental, Postiguillo se sitúa a espaldas de la Catedral de Sevilla y junto al Arco del Postigo.

 

4- Pringá

El montadito más típico, quizá junto al serranito, de Sevilla es el de pringá. La pringá es la carne del cocido, que en Sevilla suele mezclarse desmigada o triturarse y untarse como un paté para elaborar montados. Puede incluir carne de cerdo y jamón, pollo, morcilla, tocino, chorizo… y lo que cada cocido lleve.

 

Bodeguita Antonio Romero (C/ Antonia Díaz, 19)

 

Sería un delito marcharte de Sevilla sin probar algo tan autóctono como es la pringá en uno de los restaurantes que mejor la preparan, a unos metros de la giralda.

 

5- Carrillada

Las mejillas del cerdo son un plato abundante y sabroso. Grandes porciones en forma de tapa de un guiso tradicional y espectacular. Es tan tierna que se deshace en la boca y necesitarás pan para apurar la salsa., tan sabrosa o más que la propia carne.

 

Bodega Casablanca. (Calle Adolfo Rodríguez Jurado, 12)

 

El único inconveniente de este estupendo bar de tapas, es su local, pequeño, aunque subsanado por una pequeña terraza. Su barra también es estrecha e incómoda, y si vas en horas punta, es casi imposible encontrar sitio. En su interior hay ubicados unas cuantas mesitas, dispuestas de tal forma que se hace difícil comer con tranquilidad. La estrechez del local y la enorme afluencia de público dificultan en ocasiones disfrutar de las excelente gastronomía que ofrecen. Las mejores tapas aquí pasan por ser la carrillada al vino tinto (pide pan para esa salsa) y la tortilla al whisky.

 

6- Papas aliñás

Las papas aliñás son patatas cocidas, con cebolla, perejil, aceite, vinagre y sal que suelen llevar unos filetes de melva encima.

 

Yebra (C/ Medalla Milagrosa, 3)

 

En Yebra siempre te está esperando un cuenco de papas aliñás nada más llegar. Las cuecen a fuego muy lento para evitar que se abran, luego las enfrían con agua fría, las pelan y parten y les añaden cebollita cortada y perejil. Las aliñan con aceite de oliva virgen extra, vinagre de vino blanco y sal y procuran que queden suaves.

 

 

7- Cola de toro

Llamado rabo en otras partes de España, es un guiso muy típico de la cocina tradicional española, andaluza y sevillana. Suele prepararse en rodajas que se enharinan para dorarlas antes de añadirlas al guiso. Este está elaborado a base de vino tinto y diversas verduras y hortalizas. Cebollas, zanahorias, ajos, tomates, pimientos, tomillos, laurel…

 

El Burladero (C/ Canalejas, 1)

En pocos lugares probaréis una cola de toro tan tierna como la que preparan en este local de ambiente taurino. ¡Muy recomendable para combinar con su pulpo!

 

 

8- Adobo sevillano

 

Así suele llamarse al cazón adobado y enharinado para freír después, bienmesabe en otras ciudades. El cazón es una especie de tiburón y el adobo común se basa en ajo, sal, orégano, agua y vinagre de vino blanco.

 

Blanco Cerrillo. (Calle José de Velilla 1)

 

Al final de la calle Tetuán que sale del Ayuntamiento tenéis el famoso Blanco Cerrillo. Podéis pedir calamares o ensaladilla, que están de primera, pero lo que no podéis dejar de probar son sus pescaditos en adobo. Su olor también corre por toda la calle Tetuán.

 

 

9- Chicharrones

 

Los chicharrillos o chicharrones son típicos de Cádiz y Sevilla. Los de Sevilla consisten en ciertas partes del cerdo fritas, aderezadas con orégano, laurel y ajo, y además de consumirlos en los bares se pueden comprar en las carnicerías.

 

Taberna Álvaro Peregil (C/ Mateos Gago, 20)

Local imprescindible para los sevillanos y visitantes. Además de ser uno de los lugares en los que ponen el botellín más frío es posiblemente donde se sirven los mejores chicharrones de Sevilla.

 

 

10- Espinacas con garbanzos

 

Las espinacas con garbanzos se toman mucho en Sevilla y es la especialidad de muchos bares sevillanos. Generalmente el plato o tapa consta de espinacas rehogadas con una salsa que tiene ajo, sal aceite y pan con garbanzos hervidos. Es una receta sencilla que gusta mucho en la ciudad, especialmente en tiempo de cuaresma (los días previos a la Semana Santa), cuando la tradición religiosa manda que no se coma carne.

 

El Rinconcillo (C/ Gerona, 40)

 

Pasa por ser el bar más antiguo de la ciudad y uno de los más veteranos de Andalucía (lleva sirviendo comidas desde 1670). Pero lo mejor es la autenticidad de su decoración, con sus azulejos, sus toneles y los camareros apuntando la cuenta con tiza en la gastada barra de madera. Otro tanto a su favor: las tapas son razonables en precio, entre 2 y 2,30 €.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Todos los contenidos de esta obra (texto, imágenes, audio y vídeo) están bajo una licencia internacional Creative Commons Reconocimiento 3.0 salvo cuando se indique lo contrario.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline